domingo, 5 de agosto de 2007

El leon y el gato.

Hola! Ya estoy en tierras del tio Sam. Muchas cosas curiosas que contar y todavia no hemos salido de Santa Cruz. La Cris sabia de lo que hablaba cuanto hablaba tan bien de esta ciudad. Es tranquila, de un tamagno razonable y parece estar habitada por gentes movilizadas. En la playa se ven focas, pelicanos y surferos, en las calles desde Hummers del tamagno de camiones, hasta coches hibridos y muchas bicicletas (todas las calles tienen carril bici). Aqui debe ser dificil no estar gordo. Ayer me pedi un burrito en una taqueria y no me lo pude acabar...al menos he tenido lunch para hoy. Creo que he hecho mi primer amigo...Napoleon, el gato del vecino, que entre raton y raton me ha elegido como cama jeje. Manu! ya estamos al mismo lado del atlantico, aunque por pocos dias que tu ya te vuelves...

3 comentarios:

Ermitaño dijo...

Raúl tronco,
ten cuidado con esas amistades...los gatos son muy cariñosos al principio....luego te acaban pidiendo dinero!!!
Salud hermano!!
Pásalo bien por las californias!!

manu dijo...

ese Raúl!!

Llevas razón, yo ya me vuelvo para tierra de colonizadores, si es que no me arrepiento y me quedo haciendo trenzas y pulseritas o le robo la cartera a algunos gringos, que aqui en Cuzco los hay a miles.
Los últimos días los voy a pasar haciendo un recorrido por unos nevados cercanos a Cuzco y que termina en el mítico Machupichu, dónde voy a hacer la última cumbre de mi viaje si el tiempo lo permite.

Luego me marcho de nuevo para Lima, 20 horas de bus, y si se repite la historia de la venida, veré como la mitad el pasaje vomita la cena que les dan tras unas cuantas horas de curvas, un espectáculo que uno no se debe perder...

Ahora, voy a ver si ceno algo y me inflo a pisco sour para ahogar mis cada vez mayores penas, y es que el pensar en volverme me amarga bastante.

Ala txaval, aprovecha el tiempo, manda al gato ese a tomar por culo y vete a buscar una surfera morenaza.

Salud hermano!!

P.D. los que andais por los mandriles, id comprándome un bote de antidepresivos, esto va a ser duro...

Ermitaño dijo...

Manu, ¿no estarás insinuando que no hay aquí cosas que merezcan la pena? ¿verdad? ¡¡¡me engañasteis diciéndome que me quedara a guardar el fuerte!!! A que prendo la mecha y cierro el chiringo...